En los Medios

The Stuyck Co, cerveza artesanal en Malasaña

Tras la visita a nuestro restaurante y Cerveceria Artesana de Madridmeespera.com, asi hablan de The Stuyck Co:

Hablar de The Stuyck Co, es hacerlo sobre el culto a la cerveza artesanal en su máxima expresión. Tanto Rafa Stuyck como todo su equipo te recibirá con los brazos abiertos para compartir contigo todo lo necesario para disfrutar de la cerveza artesanal en Madrid como nunca antes lo habías hecho.

De primeras, impresiona la enorme barra con catorce grifos de las que emanan las mejores cervezas nacionales e internacionales. ¡Ojo¡ Aquí de momento no tienen cerveza embotellada, todo sale de los grifos de los cuales se realiza una rotación temporal, por lo que es posible que en cada visita que hagas a The Stuyck Co encuentres una variedad distinta, todas ellas perfectamente indicadas en las pizarras del local.

En The Stuyck Co nada queda al azar, mimando la cerveza artesanal hasta niveles nunca vistos a nuestros ojos. Desde su conservación, en la que disponen de una cava – sótano – donde se mantiene en perfectas condiciones el producto, hasta el momento de servir, empleando una cristalería creada ex profeso que destaca por su forma y finura.

Maridajes con cerveza artesanal en Madrid

Con la oferta tan potente de cerveza artesanal en The Stuyck Co, su propuesta gastronómica no podía quedar al margen. De hecho, va en total consonancia, tanto en calidad como originalidad, donde cada especialidad tiene asociada una cerveza para su correcto maridaje.

Dejarse guiar y aconsejar por el personal de The Stuyck Co es imprescindible. No te cortes, pide lo que más te apetezca que ellos te sugerirán la cerveza artesanal apropiada. La mezcla de sabores, contrastes y matices que descubrirás te hará ver todo desde un punto de vista totalmente diferente.

Dicho todo esto, nos ponemos en marcha con unos pequeños aperitivos con crema de atún junto a una copa de Raquera Dougalls procedente de Cantabria, de tipo Pilsner muy refrescante.

El tiradito de arenque con salsa de ají supone un contrapunto con esos característicos toques ácidos. Menos mal que Carlos, nuestro asesor en cervezas durante la noche, nos guió por el camino correcto con una Foeder nº 97 Boon Lambic, en la que descubrimos un regusto a manzana con toques cítricos, muy cercanos a la sidra.

Mientras vamos asimilando todos los conceptos y adentrándonos en materia, nos llega una particular versión de un bao de oreja de cerdo y otro más tradicional, de salmón ahumado.

Los rasgos asiáticos se dejaban caer una vez más con este espectacular tataki de atún, acompañado con una Taras Boulba, Belgian Ale de alta fermentación. A medida que avanzamos en la degustación, nos vamos encontrando sabores que aumentan en potencia e intensidad que, aún en paladares no muy expertos como los nuestros, permiten descifrar más fácilmente los nuevos sabores y matices que se producen en tu boca durante el maridaje.

Procedente de Tarragona nos dejamos llevar por una Ibuprofano Reptilian que acompañamos de una deliciosa hamburguesa de carne 100% Angus irlandesa. Una doble IPA con un sabor tostado, suave y aumentando en cremosidad.

Tradicionalmente, uno de los alimentos que mejor combina con una cerveza artesanal es el queso. En nuestro caso, seguir con un maridaje con queso supuso el comienzo prácticamente de una nueva experiencia respecto a todo lo anterior. Los sabores aumentan en intensidad y las sensaciones son aún más fuertes.

Un claro ejemplo de ello lo descubrimos con la XXX Rye Tripe reserva Struise, triple belga de centeno en barrica de bourbon bastante complicada de conseguir, en maridaje con queso Rufino de cuestionable aroma y fuerte sabor. Es aquí cuando puedes apreciar cómo de una pieza puedes, con una acertada combinación, convertirlo en un bocado mucho más suave y apetecible.

Otro ejemplo más conocido por todos es el del queso de Cabrales. Áspero y de los que pica, ¿verdad? Trata de combinarlo con una cerveza artesanal como la Brewed with Friends Kees & Laugar y adivinarás que nada es lo que parece. De sabor aún más fuerte que las anteriores, los aromas a torrefacto con un cierto gusto a café suponía un auténtico bálsamo. Es más, si esto lo combinas con alguno de los postres de The Stuyck Co como esta Black Beer Carmela’s Cake de chocolate y cerveza negra, la sensación es igualmente increíble.

Además de buena comida y cerveza artesanal, en The Stuyck Co organizan eventos, catas y maridajes de todo tipo para inculcar y difundir entre nosotros la cultura de la cerveza artesanal en Madrid. Solo tienes que acercarte hasta la Corredera Alta de San Pablo, a pocos metros de Tribunal, y dejarte aconsejar y llevar. Una experiencia 100% recomendable que te dejará con ganas de más.

Autor: Madrid Me Espera – César Fernández
URL: http://madridmeespera.com/the-stuyck-co-cerveza-artesanal-en-malasana/