Cervezas Artesanas, Fabricantes, La Cerveza, La Opinión de Rafa

¿Por qué la cerveza artesana es más cara?

porque_cerveza_artesana_mas_cara_thestuyckco_cadena_montaje_Ford
Cadena de Montaje del Ford T 1.908

A mediodía, Antonio entró en una cervecería de Madrid y se pidió una caña de la cerveza más vendida. Pagó por ella 1,20 €. Tomando en cuenta que la medida de una caña suele ser de 200 ml, el precio por litro es de 6€.

Por la noche, fue con su novia a un restaurante en Malasaña, y solicitó una pinta americana de una cerveza artesana de grifo para maridar su cena. Por ella pagó 4,5€. Si este formato de cerveza suele tener 473 ml, el precio entonces por litro era de 9,5€. Un 37% más.

Antonio pensó que era una barbaridad la diferencia de precio.

Y como Antonio, mucha gente tiene una percepción parecida y se hace preguntas sobre el precio de la cerveza artesana.

¿Por qué la diferencia de precio?, ¿tratan de engañarnos las cervecerías artesanales?

¿Por qué la cerveza artesana es más cara?

El precio de las cervezas artesanas

La respuesta es obvia: tienen un precio superior porque son artesanas, es decir, porque su proceso de elaboración no está industrializado.

La Revolución Industrial trajo consigo la posibilidad de fabricar productos de forma masiva mediante la automatización y la fabricación en cadena (y mano de obra barata). Este proceso permitió abaratar los precios (en el mismo tiempo puedes fabricar el doble de unidades con casi el mismo coste, puedes bajar el precio de venta… y maximizar los beneficios). Un resultado que significó el acceso de nuevos grupos sociales a ciertos productos hasta entonces vedados para ellos.

En el caso de la cerveza, la industrialización permitió romper las barreras que que impedía que se consumiera más allá del pequeño radio alrededor de la fábrica, debido a la dificultad de conservarlas durante un tiempo prolongado.

Los progresos tecnológicos de este periodo (refrigeración, pasteurización, etc. ) permitieron a finales del siglo XIX, el despegue de las grandes fábricas cerveceras. Fue un gran avance económico y social que configuró el mundo en el que ahora vivimos.

Pero algo se perdió.

La homogeneización fue una de las consecuencias. Esas pequeñas fábricas que existieron antes de 1900, cada una con sus recetas y sus trucos, desaparecieron arrastradas por aquella primera globalización.

En cuanto a la elaboración de cerveza, esto supuso que muchos estilos se perdieran a favor de aquellos preferidos por el nuevo público (por ejemplo, los Lager).

Aceptamos esa pérdida a cambio de favorecer el acceso a más productos. Bien. Pero ¿y si pudiéramos romper esa cadena?

El valor de la elaboración de las cervezas artesanas

Hablamos de pagar algo más por recuperar ciertas cosas.

Un traje a medida, un pan que huela a levadura madre, un coche de color rosa, una cerveza madurada lentamente en una barrica que huela a flores, a café, a frutos secos tostados, y que su amargor se transforme en dulzor.

Pagar más por recuperar parte del placer sensorial que 200 años de industrialización nos ha hecho olvidar muchas cosas. De esto trata la artesanía. De recuperar los procesos de fabricación, ya sea pan, vino, vestidos o cerveza, anteriores a la seriación. Procesos que son más lentos, llevan más tiempo, requieren mano de obra cualificada: algo más caros.

A cambio, la recompensa es la variedad, la complejidad, el placer sensorial. Eso es lo que estás pagando cuando saboreas una cerveza artesana bien tirada.

Pagas un poco más, no porque lo industrial sea maligno, sino porque lo artesano sabe mejor.

En The Stuyck Co entendemos de esta forma el valor de lo pequeño, si vienes a visitarnos te contaremos qué hay detrás de cada una de las cervezas artesanas que ofrecemos.

Estamos en la calle Corredera Alta de San Pablo 33 de Madrid, en pleno barrio de Malasaña. Teléfono de reservas (+34) 914 669 298.